Regionalización

Regionalización

¿Qué es la regionalización?

 

Es el cambio que realiza la Provincial Colombiana de la Compañía de Jesús dejando de trabajar por sectores para comenzar a trabajar por regiones, con el objetivo de ser más pertinentes frente a las dificultades y desafíos más profundos de cada región del país. Por eso se nombró al rector del Colegio San Ignacio como Coordinador regional, buscando que el Colegio se convierta en la plataforma que convoque y articule las obras de la Compañía de Jesús o que tienen una inspiración Ignaciana en la región de Antioquia, para que juntas puedan diagnosticar las fronteras de la región y unir fuerzas para ser responder a estas necesidades.

 

¿Qué obras participan de este proceso?


Actualmente están participando 20 obras de Inspiración Ignaciana en la región. Estas son: Fe y Alegría, Cire Medellín, Centro de Fe y Culturas, Colegio San Ignacio, Congregación Mariana, Casa Pedro Arrupe, Noviciado, Universidad Javeriana Medellín, Vida Interior, Comunidades de CVX, Casa de Ejercicios Claudio de la Colombiere, Grupo de Colegios Amigos (integrado por 11 Colegios de Medellín que están inspirados en la Espiritualidad Ignaciana), PRODEPAZ, APROVIACI y AMOR (del Oriente Antioqueño y apoyadas o inspiradas por el programa por la paz), ASIA Ignaciana, Asofamilia Ignaciana, la Comunidad religiosa de las Siervas de San José y la de las Hijas de San José, y la parroquia la Divina Pastora. Es importante anotar que la Congregación Mariana, a través de la Fundación VID, está conformada por otro grupo de 13 obras y son: Centro de vivienda VID, Televid, Laboratorio dental VID, laboratorio Clínico VID, Colegio VID, Clínica diagnóstica especializada VID, clínica CardioVID, centro odontológico VID, Centro Jurídico VID, Centro de formación VID, Centro de familia VID, Publicaciones VID y atardeceres VID..


¿Cuál es el proceso, la frontera actual y las líneas de acción?

 

En Antioquia este proceso de regionalización se concibió para desarrollarse y consolidarse a partir de tres grandes momentos:

 

1. El conocimiento y reconocimiento de las obras. Fue la primera etapa y se continúa haciendo mediante los talleres y encuentros comunitarios, para fortalecer la dinámica de interacción y sinergia entre las obras.

2. La construcción de la propuesta. Fue el momento donde se estudió la región y sus fronteras y se priorizaron la inequidad y las prácticas religiosas distorsionadas. Después de una década de estar en este proceso e inspirados en las nuevas preferencias apostólicas universales de la Compañía de Jesús, se ajustó la frontera y quedó formulada a partir de febrero de 2020 así:

Cumplidos diez años de proceso de regionalización en Antioquia decidimos actualizar nuestra frontera común mediante un proceso de discernimiento personal y comunitario, para el cual se tuvo en cuenta un análisis de lo ya realizado, del contexto regional, y las Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía de Jesús.  Nuestra frontera es de naturaleza cultural y en ella estamos involucrados todos, personal e institucionalmente. Como resultado de este proceso, acordamos que nuestra frontera es:

 

“Las mentalidades y prácticas religiosas distorsionadas y aquellas otras inequitativas, excluyentes, corruptas, violentas, contrarias a la dignidad humana, que han obstaculizado la construcción de una sociedad reconciliada y en paz, acorde con los valores del evangelio”.

 

Ante esta realidad y para contribuir a su transformación, nos comprometemos a actuar, sinérgica y prioritariamente, en los siguientes campos de acción, con sus respectivos objetivos:

 

  1. Espiritualidad: Facilitar experiencias que propicien el encuentro personal y comunitario con el Dios de Jesucristo, como fuente y motivación fundamental de nuestra colaboración en su misión, y explicitar en cada campo de acción la íntima relación entre fe, vida y misión.
  2. Ecología Integral: fortalecer la conciencia frente a la crisis socio-ambiental con el fin de contrarrestar el deterioro de la vida en todas sus formas mediante un mayor compromiso con la justicia y la solidaridad personal e institucional.
  3. Jóvenes: Propiciar espacios de participación y liderazgo juvenil que permitan visibilizar el protagonismo de las nuevas generaciones en la solución de los desafíos presentes y en la construcción colectiva de un futuro esperanzador para todos.
  4. Dignidad y Derechos Humanos: Facilitar la comprensión de la noción de sujeto de derechos y su puesta en práctica en todo tipo de relaciones que establecemos, como una manera de materializar los contenidos de la dignidad humana en el mundo contemporáneo.

 

3. Plan de acción, seguimiento y evaluación. Con el apoyo de la Comisión Coordinadora Regional (donde actualmente se encuentran los superiores de las comunidades y los representantes de todas las obras), se han venido estableciendo planes concretos para mantener vivos unos objetivos comunes y operativizar lo planteado en la frontera.

En este año se espera elaborar un plan de acción 2020-2023 centrado en los cuatro ejes de acción presentados anteriormente.

 

Si quiere conocer más del proceso puede conocer la historia del 2009 al 2020, que está compilada en 9 textos, titulados En Camino Hacia las Fronteras, y que podrá encontrar en esta página Web.

Taller 41 de la Región Antioqueña

Por. Gustavo A. Ramírez G.

 

El sábado 22 de febrero de 2020 se realizó en el Centro de Fe y Culturas, el taller N° 41, con la participación aproximada de 80 personas.

 

El taller inició con un saludo y presentación que hizo el P. Gabriel Ignacio Rodríguez S.J., Director del Centro, sobre la misión del Centro de Fe y Culturas. Luego se hizo una oración en la que se pasó un video  para rendirle un homenaje al P. Horacio Arango con motivo del cuarto aniversario de su pascua.

foto1 foto2

Luego el P. Mario Franco S.J., Coordinador Regional, presentó el horario, los objetivos del taller y contextualizó el proceso llevado en los últimos meses, en donde se formularon los ajustes a la frontera y se avanzó en la configuración de un grupo de jóvenes desde las diferentes obras. Sobre esto último, Huber Flórez hizo un recuento del proceso llevado y presentó la delegación de estos jóvenes que estaban haciendo parte de este taller.
 

A continuación,  Rubén Fernández hizo una breve descripción del proceso vivido para la reformulación de la frontera y presentó la nueva frontera con las cuatro líneas de acción. La frontera quedó así:

 

Cumplidos diez años de proceso de regionalización en Antioquia decidimos actualizar nuestra frontera común mediante un proceso de discernimiento personal y comunitario, para el cual se tuvo en cuenta un análisis de lo ya realizado, del contexto regional, y las Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía de Jesús. Nuestra frontera es de naturaleza cultural y en ella estamos involucrados todos, personal e institucionalmente. Como resultado de este proceso, acordamos que nuestra frontera es:

 

“Las mentalidades y prácticas religiosas distorsionadas y aquellas otras inequitativas, excluyentes, corruptas, violentas, contrarias a la dignidad humana, que han obstaculizado la construcción de una sociedad reconciliada y en paz, acorde con los valores del evangelio”.

 

Ante esta realidad y para contribuir a su transformación, nos comprometemos a actuar, sinérgica y prioritariamente, en cuatro campos de acción, con sus respectivos objetivos:

 

1. Espiritualidad: Facilitar experiencias que propicien el encuentro personal y comunitario con el Dios de Jesucristo, como fuente y motivación fundamental de nuestra colaboración en su misión, y explicitar en cada campo de acción la íntima relación entre fe, vida y misión.

2.  Ecología Integral: fortalecer la conciencia frente a la crisis socio-ambiental con el fin de contrarrestar el deterioro de la vida en todas sus formas mediante un mayor compromiso con la justicia y la solidaridad personal e institucional.

3. Jóvenes: Propiciar espacios de participación y liderazgo juvenil que permitan visibilizar el protagonismo de las nuevas generaciones en la solución de los desafíos presentes y  en la construcción colectiva de un futuro esperanzador para todos.

4. Dignidad y Derechos Humanos: Facilitar la comprensión de la noción de sujeto de derechos y su puesta en práctica en todo tipo de relaciones que establecemos, como una manera de materializar los contenidos de la dignidad humana en el mundo contemporáneo.

 

Terminada esta presentación se configuraron ocho grupos para compartir las respuestas a las siguientes preguntas:

 

1.     ¿Qué sentimientos, mociones o interpelaciones les produce la lectura de la frontera?

2.     Pensando desde la obra que representa en este proceso de regionalización, plantee acciones que usted creería que las personas que la integran y la obra como conjunto, podrían comprometerse a hacer, para lograr el abordaje de la frontera desde los cuatro campos de acción.

 

Estas ideas resumidas se escribieron en unas tarjetas que recibieron y fueron pegadas en los murales relacionados con cada uno de los cuatro temas abordados (espiritualidad, ecología integral, jóvenes o dignidad y derechos humanos).

foto 3 foto4

Durante el refrigerio se pidió a los participantes hacer un recorrido personal por los 4 espacios para leer las posibles acciones que se pueden hacer en cada tema desde las obras y en la parte final se realizó un conversatorio sobre las conclusiones grupales y las  ideas que más les llamaron la atención en cada uno de los 4 murales y que valdría la pena enfatizar para tener en cuenta en el plan de acción que se va a realizar para los próximos años.

foto5 foto

 

Al final se aclaró que con los papelitos que quedaron en cada mural y las conclusiones del conversatorio, se va a hacer un listado de actividades que ayudará a construir el plan de acción en la siguiente comisión coordinadora regional.

 

 

Formamos hombres y mujeres para Amar y Servir

Compartir contenido en redes sociales

Servicios Comunidad Educativa

Padres

  • Servicios padres de familia
  • Formato transporte estudiantes
  • Instructivos padres de familia

Procesos en línea

Titulo..

Mensaje..

×


Aceptar


Aceptar